SOULSPELL “The Second Big Bang”


SOULSPELL    “The Second Big Bang” – Innerwound Recordings – 2017 

         Sumándose a esta tendencia musical que a esta altura del partido ya pocas veces sorprende, una nueva opera metal se agrega a este listado enorme que en algún momento lideraba Tobias Sammet con su Avantasia, pero que por estos días parece tener una larga competencia de proyectos como son los noruegos Aldaria, Marius Danielsen’s Legend of Valley Doom, Vivaldi Metal Project, Lyraka, sin dejar de mencionar una serie de trabajos que se han formado en los últimos años y que en base a multitud de colaboraciones buscan dar forma a trabajos que pueden llegar a ser tan o más bombásticos que una opera metal (Wolkpakk, Ayreon, ANA, y otro par que por ahí sus nombres se me va en estos momentos). ¿Qué de nuevo nos puede ofrecer por acá el baterista brasileño Heleno Vale en comparación a cada uno de estos proyectos ya mencionados? De nuevo quizás no mucho, pues musicalmente siempre habrá mucha melodía y composiciones de alto calibre técnico y en ese sentido lo de Vale no dista mucho esa tendencia. No por nada este es ya su cuarto álbum de estudio en esta misma senda, recordando además que cada uno de ellos se ha destacado por contar con variedad de músicos tanto de su natal Brasil como de distintas latitudes del globo. 


            En esta nueva aventura, Soulspell si bien sigue teniendo una marcada preferencia por los temas rápidos y fecundos en power metal, se agradece el que de vez en cuando puedan ir soltando la mano para llegar a composiciones no tan pegados en el sello helloweenesco como se ha apreciado en sus anteriores entregas. De hecho el opener “The Second Big Bang” ataca de inmediato con un tema de gran empuje en el cual podremos apreciar la interacción de algunas respetables voces como Andre Matos (ex Angra), Timo Kotipelto de Stratovarius, Daísa Munhoz (Vandroya) y el inglés Blaze Bayley (ex Iron Maiden), por lo que ya con eso solamente puedes sentir un primer impacto. 

            A diferencia de otros proyectos, con Soulspell musicalmente el principal énfasis está puesto en la presencia de las guitaras y la batería y no tanto en teclados ni en ostentosos arreglos orquestales, algo que por lo general es del todo recurrente en cualquiera en estas llamadas “opera metal band”. De ahí entonces que el resultado suene algo más orgánico y no tan saturado de ambientaciones cinemáticas por aquí y por allá, lo que quizás agradecerán los más puristas del metal. Curiosamente tratándose del proyecto de un batero, me parece que el sonido de la batería es lo que ha quedado un pelo por encima de la mezcla final en relación a las guitarras por ejemplo, lo que le da al conjunto un tono algo opaco. 

            Si bien existen intervenciones del todo apreciables en este álbum – como la de Tim “Ripper” Owens en “Sound of Rain” o la de Ralf Scheepers en “Horus’s Eye” que como de costumbre con su chorro de voz le mueve el piso a cualquiera -, musicalmente lo de Soulspell tiene algunos cuantos momentos a destacar y otros que en cambio se pierden en lagunas de dudas que bien podrían haber sido pulidas en mejores términos. Definitivamente hay algunas combinaciones vocales que no pegan de la mejor forma: por ejemplo si bien lo hecho por Kotipelto y Daísa Munhoz pega de maravilla en ciertas estrofas, no se puede decir lo mismo sobre Blaze, mucho más opaco en el resultado final del citado corte “The Second Big Bang”

             En “Horus’s Eye” lo que aparentaba ser una balada terminar por descollar en un corte mucho más contundente y power metalero en donde como decíamos la voz de Scheepers parece llevarse todo por delante, bastante por encima de lo que exhibido por Dani Nolden (Shadowside), aunque de todos modos en una melodía no tan sensacional para lo que prometía en su partida.
 

            “Father and Son” alejándose de su faceta más heavy, descarga uno de los cortes más llamativos dentro de una línea más hard, exquisita y elegante por su melodía y por unas correctas intervenciones vocales por parte de Daísa de los power progresivos de Vandroya, donde se junto también con Pedro Campos de los heavy cariocas de Hangar. Y en ese habitual formato power más tradicional – yo diría muy cercano a unos Helloween de los Keepers – aparece un acelerado “Dungeons and Dragons” que junto a las voces sesionistas de Victor Emeka y Jefferson Albert más la nombrada Daísa, podremos tener la presencia de uno que no falla en estas lides como es el italiano Fabio Lione, entregando otro de los puntos altos con su siempre característico y generoso estilo que tantos seguidores tiene por estos lados. 

           La posterior “White Lion of Goldah” es por lejos lo que podríamos tildar como el gran tema del álbum, el cual tras un inicio con tímidas notas de teclado da forma a un uptempo muy melódico y entretenido en donde el juego vocal de Campos, Daíza, Jefferson y Matos logra una gran articulación junto al experimentado Scheepers para lograr así un corte en donde cada voz con sus respectivos colores brilla con luz propia. 

          Un trabajo que en líneas generales cumple con un buen cometido, no tan brillante como otras operas metálicas que se han visto por ahí, y no porque no tenga la materia prima para ello, sino más bien por una composición algo promedio con un uso del recurso vocal del cual me parece podrían haber sacado mucho mejor partido que lo desplegado en estos doce temas. Juzgue usted mismo. 

FORMACIÓN: 

Heleno Vale – batería y composición



WEBSITE: http://www.soulspell.com/ y en http://www.facebook.com/pages/Soulspell/113409505380412 

SONIDO: 7,5
PORTADA: 7
VOZ: 7,5
MÚSICA: 6

NOTA FINAL: 7 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre